portada-alan

Mientras unos sueñan con tener una gran casa, autos de lujo y cosas materiales, hay personas que saben que la vida es más que algo físico, y en vez de juntar cosas, se dedican a coleccionar momentos, así como Alan Estrada, nuestro embajador Dockers.

Alan puede considerarse un ciudadano del planeta, su espíritu viajero lo ha llevado a recorrer el orbe, y vivir experiencias únicas. Momentos que sólo las almas libres, como la suya, saben apreciar.

¿A QUÉ EDAD EMPEZÓ TU PASIÓN POR VIAJAR?

alan-001

 

 

“A los 24 hice un viaje, agarré mi mochila y me fui a la India y a Tailandia no tenía una guía, no tenía una reserva de hotel solamente tenía el avión de ida y de regreso y ahí me puse la meta de conocer el mundo.”

alan-002

No hay edad para alcanzar tus metas y Alan es la mejor prueba de esto. Empezó persiguiendo sus sueños en el teatro, sueño que cumplió a la par que descubría la que se convertiría en una de sus principales pasiones, viajar.

“A veces dejamos de disfrutar la vida por el miedo a qué puede pasar”.

 Ya sea acompañado o solo, el viajar te ayuda a conocerte mejor como persona. No sólo dejas atrás la rutina, aprendes a disfrutar cada cosa por mínima que pueda parecer: los atardeceres, las sonrisas, el viento; en fin, las cosas más simples y a la vez importantes de la vida.

alan-006

alan-004

“Cuando la gente me pregunta, ¿oye y viajar no es peligroso? les digo, sí, es peligrosísimo, te puede cambiar la vida.”

Alan nos enseña que el momento perfecto no existe, sino que está en tus manos tomarlo y hacerlo perfecto, así como lo hace con cada kilómetro que recorre. No importa si es lejos o cerca, no viajes para escapar de la vida, sino para que la vida no se te escape. Ahora dinos, ¿cuántos Momentos Dockers vas a coleccionar?